Pasado y futuro

“Las opiniones publicadas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente representan la opinión de la Asociación de Cotopaxenses Residentes en Quito. Todas las opiniones han sido publicadas con la expresa autorización de sus autores.

Buscamos respuestas intentando visualizar un futuro posible. Somos víctimas de una ola negativa de gran magnitud que esperamos superarla, sin embargo, esto requerirá mucho esfuerzo y liderazgos auténticos, comprometidos con estas tierras y su gente, que logren los cambios necesarios para alcanzar estabilidad social y crear condiciones con abundantes posibilidades de trabajo que garanticen estabilidad y paz social.

La tecnología actual permite el intenso intercambio de mensajes de forma instantánea, sin embargo, el problema está en que un gran porcentaje de ellos contienen falsedad o distorsión que abonan negativamente a la débil cohesión social y desorientan el camino a una visión objetiva de las cosas, que a la vez nos convierte en un mercado caótico de acciones dispersas y creencias erróneas.

Somos un conglomerado social con diferentes actores, tanto en creencias como objetivos que no ha permitido construir y masificar una historia común que nos hable de las extraordinarias culturas del pasado y la fusión con las migraciones de otros continentes, actualmente tema de controversias y no solo aquí, sino en todas partes del planeta.

La subjetividad en la apreciación de los ‘otros’ crea barreras que no permiten consolidarnos como sociedad, a esto se suman intereses de grupos de diversa índole, contrabandistas, traficantes, migrantes, mafiosos, etc. que dificultan seguir una dirección común con futuro, por esto la tarea de quienes pretendan dirigir este país es muy ardua, siendo necesario estar ampliamente informados, contar con mínimos equipos de confianza, que colaboren con acciones efectivas en la creación de un Estado sólido, permitiendo el justo equilibrio entre lo privado y lo público y donde la institucionalidad y honestidad sea la norma.

Tendremos posibilidad de futuro si se toman decisiones objetivas que equilibren y sanen la sociedad, ofreciendo horizontes concretos que beneficien todos los niveles de la estructura. No es tarea fácil conjugar intereses contrapuestos pero hay una mínima posibilidad.

https://www.lahora.com.ec/editorial/columnistas-nacionales/eduardo-naranjo-pasado-y-futuro-2

Compartir publicación