Eduardo Salgado Enríquez

Eduardo, es profesor universitario y consultor de proyectos. A temprana edad, llega a sus manos un folleto de la era espacial, posiblemente de alguno de sus primos Salgado Salgado, que con impresionantes fotos, le hizo contemplar el precioso cielo que se ve en las noches despejadas en Latacunga.

Desde entonces, no ha parado de maravillarse por la ciencia y la poderosa herramienta que representa para resolver los problemas que enfrenta la humanidad. Así mismo, de muy pequeño acompañaba a su padre a realizar las inspecciones de los préstamos que el Banco de Fomento ofrecía en Cotopaxi, lo que le permitió conocer de primera mano la condición de vida en las zonas rurales de nuestra provincia.

El haber conocido la escuela más pobre de la provincia, en la cordillera de Chugchilán, donde no había pizarrón y los niños escribían sus primeras letras en las arenas del páramo, marcó profundamente su vocación de servicio a los demás. A lo largo de su carrera profesional, se ha enfocado en dos grandes objetivos: contribuir al desarrollo de Ecuador mediante la mejora de la calidad educativa y trabajar en proyectos sociales que integren diversas áreas del conocimiento.

Su pasión por la astrofísica y la estadística ha guiado su carrera académica y profesional, permitiéndole colaborar en múltiples proyectos de investigación y educación. Entre sus logros, se destaca el haber ayudado a salir de la extrema pobreza a 60 familias de Cobshe Alto, en la provincia de Chimborazo.

Como astrofísico, comunicador científico, investigador educativo y consultor en evaluaciones educativas a gran escala, cuenta con más de 25 años de experiencia en diseño, seguimiento y evaluación de proyectos. Ha sido docente-investigador en varias universidades de Ecuador y del exterior, impartiendo clases de física, astrofísica, matemáticas, estadística, metodología, investigación y evaluación educativa.

También ha colaborado en evaluaciones nacionales e internacionales para medir la calidad educativa y fue director ejecutivo de INEVAL entre los años 2020 y 2022.

Actualmente, se desempeña como director ejecutivo de Evalúa SAS e Innovaciencia; esta última, es una fundación que reúne a varios PhD de la provincia, comprometidos con la mejora de la calidad de vida de nuestros coterráneos. Al momento se encuentran desarrollando el proyecto IntiStem, el cual se centra en la implementación de laboratorios de bajo coste por medio de teléfonos inteligentes, dirigido a mejorar la calidad de la educación de niños, niñas y adolescentes quichua hablantes de la provincia.